viernes, marzo 11, 2005

Serena


Serena bajó las escaleras, de 2 en 2 ,alegre, y sabia muy bien que lo primero que iba hacer, era prender la computadora, y ver las noticias, o de repente, monitorear sus trabajos de investigación, antes de darme un beso de buenos días.
Sus piecesitos apenas llegaban al suelo, y se balanceaba de vez en cuando cuando ronroneaba el disco duro, buscando afanosamente algunos datos difíciles, mordía un lápiz medio devorado, y su rostro se llenaba de fascinantes dibujos, rostros alegres, o de potentes haces de luz, como un cinematógrafo, En aquellas épocas vivíamos solos, ni siquiera teníamos vecinos permanentes, y la casa, enorme, sonaba con el eco solitario usual, al menor murmullo, mas de serena , que era el ser mas vivo en este mundo.
No escuché el sonido del celular reclamar atención, dejé el periódico y presté atención a las alocadas conversaciones de sus amigas, que si me queda este color, que si el piercing me a quedado centrado en la frente, o que si fulanito de tal llamó preguntándo por mi, no se, de repente soy un anticuado, formal, y que la tecnología lo veía como algo alocado, no se, creo que me quedé perdido en alguna época pre – atómica, y de allí no paso, lo importante es que serena esta en casa, loca, pero igual, es un ser humano, y la necesitaba.
La ví bailar, mientras me hacia muecas graciosas, y hasta podía escuchar la música desde mi posición, le recrimine :
- Bájale el volumen, que te vas a quedar sorda cariño!
Ella seguía bailando desenfrenadamente, me hacia reír hasta las lagrimas, improvisaba pasos extraños, y algunas me parecían conocidas, sus pies volaban en el parquet, y el cable del auricular bailaba junto con ella.Se lo sacó de un solo movimiento, y su pelo quedo suspendido en el aire ,si gravedad, vino hacia mi, esa parte es la que mas me gusta:
- Quieres que te haga cariñitos??
Vi sus ojos aproximarse cada vez mas, sus pequeñas manos atravesaban mi alma, cada ves, sentía su aliento junto al mío, no podía seguir fingiendo que no pasaba nada entre yo y ella, era un juego, pero un juego controlado, ella tenia el control.
Acabé entre sus brazos blancos ,cansado, pensaba que si de verdad, mi vida tenia un sentido, esta tendría que ser con ella, serena, ella era la dueña de mi destino, ya no había mas motivación que eso.
Comprobé la hora, tome un atajo, el mas rápido, el que me sacara de este mundo lo mas rápido posible, sabia que si me quedaba mas tiempo ....
Vi luces de colores , y todo termino :
- Computadora, fin del programa de holografía numero 134, abre un portal.
Sabia que era mentira, pero soñar no cuesta nada, mas aun si uno esta solo en este maldito universo. Posted by Hello

1 Comments:

At 6:47 a. m., Blogger kat said...

y también divagar...
excelente post

 

Publicar un comentario

<< Home